Bernardo Ortiz

1972, Bogotá

Para Ortiz, la “página” actúa como un soporte material pero también como un espacio discursivo en el que diseño, dibujo y escritura se fusionan. Por lo general, interviene ese soporte de formas aparentemente mínimas y sutiles: con líneas de lápices de punta dura; con finas capas de gouache, óleo y esmalte; usando palabras y frases que, extraídas de poemas, letras de canciones o piezas literarias, estableciendo una relación incómoda entre el formato y los medios que utiliza. Todas sus estrategias formales insinúan el paso del tiempo a la vez que plantean preguntas acerca de ese territorio complejo llamado “superficie” o “página.”

“—Todos los días hago un dibujo.” De una declaración como esa sale todo mi trabajo. Casi siempre ese dibujo es una repetición de otro dibujo hecho antes. De vez en cuando encuentro un tipo de dibujo nuevo para agregar al repertorio ya establecido. A veces dejo de repetir por una temporada larga uno o más dibujos. Es un proceso lento y continuo. Normalmente cada dibujo está sellado con las fechas en las que trabajé en él. A veces hay algunos comentarios.

Bernardo Ortiz Obras