Una línea mil palabras


En la práctica de Detanico y Lain la gráfica, el arte digital y la poesía visual se armonizan en piezas que evidencian la fascinación de los artistas con la lingüística y la tipografía. Siguiendo la línea de trabajos anteriores, para su más reciente proyecto los artistas proponen nuevos códigos de comunicación para ser decodificados por quienes se adentran en su mundo visual.

Una línea mil palabras es un pequeño universo contenido en el espacio expositivo que se articula a partir de obras que, en su construcción formal y conceptual, remiten al lenguaje hasta el reino de los Astros. Un eclipse plasmado sobre una gran superficie negra es construido a partir de la superposición de las palabras “SOL” y “LUNA” en las tipografías Roseta y Helvetica Concentrated inventadas por Detanico y Lain. De manera similar, la serie Nombre de estrellas se configura a partir del alfabeto Helvetica Concentrated, utilizado, en esta ocasión, para escribir los nombres de 287 estrellas catalogadas por el observatorio de la Universidad de Yale. Asimismo, la pieza escultórica Pila— un sistema de escritura que relaciona pilas de objetos idénticos con letras del alfabeto—presenta la palabra “aclaración” escrita con 77 cajas de fósforos de marca “SOL”. La reproducción en miniatura del sistema solar a escala 1:10.000.000.000, se vale del formato de hojas A4 para representar la distancia entre cada uno de los planetas. Galaxias se titula el video de donde proviene el nombre de la exposición. Basado en un libro-poema sin puntuación de la autoría de Haroldo de Campos, uno de los grandes nombres de la poesía concreta brasileña, el video textual ofrece múltiples lecturas derivadas de la frase One line thousand words / Una línea mil palabras.

Angela Detanico (1974) y Rafael Lain (1973) nacidos en Caxias do Sul, Brasil, viven y trabajan en París. Han realizado exposiciones individuales en galerías de São Paulo, París y Lisboa, y en espacios institucionales como el Kyoto Art Center de Japón (2013), Museo Colección Berardo en Lisboa (2013) y en el Jeau de Paume de París (2008), entre otros. Su trabajo ha sido incluido en numerosas exposiciones colectivas en ciudades como Santiago de Chile, Medellín, Ciudad de México, Buenos Aires, Nueva York, Estocolmo, Tokio, São Paulo, Belo Horizonte, París, Madrid, Venecia y Colonia, entre otras. Han participado en bienales internacionales como la Bienal de Venecia (2007), Bienal de São Paulo (2008) y la Bienal de Mercosur (2011). En el 2004 recibieron el prestigioso premio Nam June Paik.