El tiempo lo aguanta todo


Aventurarse a entender cómo pasa el tiempo, desde una práctica tan particular como la del arqueólogo, lleva a la realización de que las capas que lo forman siempre están ahí, presentes; que la capa más antigua está inevitablemente unida a la que aparece como superficie. De forma similar, la artista bogotana Leyla Cárdenas busca hacer visible tanto la fragmentación del tiempo como su concurrencia. “Nunca se es más consciente de la forma en que converge todo que cuando se excava”, afirma.

En El tiempo lo aguanta todo, su más reciente exposición en Casas Riegner, Cárdenas toma como punto de partida fotografías de remanentes urbanos en el instante previo a su desaparición. Con estas trata no solo de develar el espectro del tiempo, sino también hacerlo presente al indagar en sus sedimentos. Su trabajo con imágenes de ruinas reflexiona, a su vez, sobre la “ruina de la imagen” o la incapacidad de la imagen de mostrar o representar aquello a lo que se refiere.

Esta estrategia de forzar algo a aparecer cuando al tiempo se hace y se deshace, se encuentra en piezas como “Permutaciones (estudio #1)”, obra en la que la imagen de una casa republicana en abandono ha sido fragmentada y puesta sobre escombros; o en el caso de “Carrera 7 con calle 12, vista sur”, que parte de una fotografía tomada poco después del Bogotazo. El tiempo lo aguanta todo reflexiona además sobre los inevitables vacíos que deja la historia; puesto que las fotografías resultan en un documento insuficiente, Cárdenas se da a la tarea de materializarlas, proyectarlas en el espacio, especular sobre las capas que se esconden detrás de ellas.

La analogía establecida entre el fragmento visible y el vacío, esa información faltante, corresponde a su vez con el papel de la imaginación y el mito en la narrativa histórica; una historia que, si bien cuenta con una fachada, se hila de adentro hacia fuera.

Leyla Cárdenas (1975) tiene una maestría en bellas artes de la University of California Los Angeles (UCLA). Sus exposiciones más recientes incluyen: Removido #3, Museo La Tertulia, Cali, Colombia (2014); Voces y silencios. Soledad Acosta de Samper, 100 años, Biblioteca Nacional, Bogotá, Colombia (2013-2014); Saber Desconocer, 43 Salón (Inter)Nacional de Artistas, Medellín, Colombia (2013); LARA 2012 (Latin American Roaming Art), NC-Arte, Bogotá, Colombia (2013);
Artesur, Collective Fictions, Palais de Tokyo, París, Francia (2013).