Indicios


La exposición Indicios de Johanna Calle en Casas Riegner reúne obras representativas que datan entre 1990 y 2014. Se trata de un grupo de obras en las que se pueden apreciar diferentes procesos desarrollados por la artista en el campo del dibujo. Las obras expuestas hacen parte de un lenguaje visual que ha caracterizado su proceso creativo. Por ejemplo, ensamblajes hechos con materiales poco convencionales, signos y representaciones fonéticas de voces indígenas, y otras formas de abordar el dibujo como una disciplina ampliada. Más recientemente, dibujos fotográficos hechos sobre fotografía vintage análoga o la intervención de archivos y documentos que hacen parte de proyectos de investigación.

La muestra teje una cadena de imágenes que incitan al espectador a reflexionar sobre diferentes problemáticas al tiempo en que evita que sus protagonistas caigan en el olvido. Mientras que obras tempranas como Sin título (La niña de las tachuelas) (1990), abordan temas como la vulnerabilidad e injusticias que enfrentan las niñas en un país subdesarrollado, en series como Intemperie (2012-2013) compone representaciones fonéticas de lenguas indígenas colombianas que carecen de forma escrita; formados por textos mecanografiados que se centran en temas como el cambio climático y la alteración de los ciclos, los dibujos son una muestra de la importancia que tiene la palabra, el testimonio y la indagación en la obra de esta artista.

En trabajos como Hermanas Figueiredo (2013-2014), que toma como punto de partida el impresionante archivo de entomología de tres hermanas brasileras, Calle reflexiona sobre una sociedad patriarcal que asume a las mujeres como incapaces de producir conocimiento científico. Este proyecto pretende ser un homenaje a las hermanas Figueiredo, quienes en la primera mitad del siglo XX se vieron envueltas en una batalla legal por su colección luego de que un profesor contratado por ellas para catalogarla asumiera la autoría de la misma. La artista interviene el archivo en un gesto de redención; un cumplido a las hermanas Figueiredo y a través de él a aquéllas mujeres caracterizadas por un trabajo exhaustivo y riguroso, frecuentemente acusadas de maníacas.

Johanna Calle (Bogotá, 1965) estudió Artes Plásticas en la Universidad de Los Andes en Bogotá y tiene un MFA del Chelsea College of Arts en Londres, Inglaterra. Entre sus exposiciones recientes están: 31 Bienal de São Paulo, Brasil, 2014; SITElines: Unsettled Landscapes, SITE Santa Fe, NM, EEUU, 2014; Grafos, Galería Marilia Razuk, São Paulo, Brasil, 2014; Lines, Galería Hauser & Wirth, Zurich, Suiza, 2014; América Latina 1960-2013, Fondation Cartier pour l’art Contemporain, París, Francia, 2013-2014; Marking Language, Drawing Room, Londres, Inglaterra, 2013; Fotogramática: Photographic Drawings, Galerie Krinzinger, Viena, Austria, 2013; Saber desconocer, 43 Salón (Inter)Nacional de Artistas, Medellín, Colombia, 2013; Irregular Hexagon, San Art, HCM City, Vietnam, 2012; y Submergentes, a Drawing Approach to Masculinities, Museum of Latin American Art (MOLAA), Long Beach, EEUU, 2011-2012.

“Johanna Calle’s work can be understood as an exploration of the possibilities of drawing, beyond its strict material means and limitations.” Adriano Pedrosa in Vitamin D2. (Phaidon 2013)