Ensayo


En la práctica de Bernardo Ortiz se entremezclan las disciplinas del dibujo, la filosofía, el diseño y la escritura en obras cuyo soporte, si bien determinante, actúa como un espacio de confluencia y tensión. Infinitas capas de óleo o esmalte, palabras descontextualizadas, repetidas y dispuestas sobre una página a manera de composiciones que recuerdan constelaciones, cientos de líneas sutiles hechas en grafito, diminutas marcas en tinta china o gouache, o una sucesión de dobleces tanto metódica como aleatoria, son tan solo algunas de las estrategias formales empleadas por el artista, que además de enfatizar la bidimensionalidad del soporte, dan cuenta de la importancia del acto de hacer.

Hechos a partir de largos procesos de acumulación que insinúan el paso del tiempo, los dibujos que conforman la muestra buscan exaltar la noción de superficie como un territorio catalizador donde lo pictórico, lo literario y lo impreso confluyen en un juego visual y conceptual basado en el vocabulario de la pintura moderna. Libres de marcos y siempre “expuestos” para evidenciar su carácter vulnerable y apreciar su materialidad, los dibujos de Bernardo Ortiz, además de ser comentarios sutiles acerca de la pintura, son reproducciones sobre un soporte que articulan la compleja relación entre imagen y texto.

Bernardo Ortiz nació en Bogotá, Colombia, en 1972. Estudió arte en la Universidad de Los Andes en Bogotá y luego obtuvo una Maestría en filosofía de la Universidad del Valle en Cali. Sus exposiciones recientes incluyen: XXX Bienal de São Paulo (Brasil, 2012), XI Bienal de Lyon (Francia, 2011), Ephemeroptarae (Austria, 2013), Game Piece (Noruega, 2013), MDE 07 (Colombia, 2007), entre otras. Ortiz fue co-curador de la VII Bienal de Mercosur (Porto Alegre, Brasil) y del 41 Salón Nacional de Artistas (Cali, Colombia). Ortiz también ha sido profesor de la Universidad de Los Andes en Bogotá, de la Universidad del Valle y del Instituto Departamental de Bellas Artes en Cali.