2017 – TIMELINE: Esculcando los bolsillos

Casas Riegner se complace en anunciar la apertura de Esculcando los Bolsillos, la muestra inaugural de su nuevo proyecto expositivo titulado TIMELINE, que pone en escena una selección de trabajos objetuales de Liliana Porter, Luis Roldán y Mateo López, a fin de explorar las diversas formas en que el objeto es modificado, incorporado o replicado, para resaltar su gran potencial poético. En concordancia con los lineamientos de TIMELINE, esta exposición a su vez recoge momentos específicos de la práctica de cada artista, construidos y articulados en el ejercicio de una revisión concienzuda de su obra.

Una reflexión entorno al objeto en relación a las practicas de Liliana Porter, Luis Roldán y Mateo López, inevitablemente invoca los conceptos de ready-made y objet trouvé (objeto encontrado)[1]. El readymade implica un proceso de descontextualización al seleccionar un objeto producido industrialmente, exento de la habilidad manual del artista, al igual que un proceso de recontextualización de acuerdo a un fin específico; el readymade supuso un cambio radical en la producción, comprensión y definición del arte, convirtiéndose en el gran precursor de múltiples manifestaciones artísticas del siglo XX. El objet trouvé por el contrario, se vincula profundamente con el artista ya que su elección casual refleja las energías y anhelos del subconsciente. En cualquiera de los casos, vemos una valoración de la actividad mental y experiencial, al igual que un proceso de apropiación en relación al objeto que, de maneras muy particulares pero siempre poéticas, se ve plasmado en el trabajo de Porter, Roldán y López.

En la práctica de Liliana Porter, la utilización de objetos infantiles encontrados se asienta en la década de 1990. La artista recorre mercados de pulgas, jugueterías y anticuarios en busca de objetos con ciertas expresiones y gestos que pareciesen llamarla. Esta conexión íntima que la artista establece con el objeto en ese primer encuentro, se potencializa en las situaciones que construye meticulosamente —en este caso plasmadas en video y fotografía— en un espacio atemporal, libre y sin identificación alguna, lo que le permite formular preguntas que responden a preocupaciones viscerales acerca de la realidad y la representación. En manos de Porter, el readymade es imbuido con un poder estremecedor capaz de afectarnos psicológicamente.

La insistencia en la exploración de la pintura, la recolección de vestigios y materiales desechos, y su consideración de la historia del arte, han marcado el universo poético de Luis Roldán. Es por ello que su vínculo con el objeto encontrado, difícilmente se puede desligar de sus memorias personales ni de su interés por investigar el oficio de la pintura. El objeto, que condensa el transcurrir de la vida en lugares específicos, nunca es alterado; este da cuenta de a sus procesos de recolección, de sus andanzas personales y de su observación de la ciudad.

Desde los inicios de su carrera, Mateo López se ha interesado por expandir los límites del dibujo. Ese propósito lo llevó a replicar manualmente los readymades que encontraba en su taller, develando en ellos pequeños errores de factura para establecer un juego de ficción y realidad con el espectador. Si bien con el transcurrir del tiempo la escala y la materialidad de sus objetos cambiaron, estos nunca dejaron de enfatizar su carácter temporal. La relación objeto-tiempo es desplegada ingeniosamente en el video Cosas por hacer en donde López invita a realizar una serie de ejercicios a partir de objetos de nuestra cotidianidad, algunos de los cuales están dispuestos en la sala.

En un análisis sobre el readymade, Nicolas Bourriaud afirma que lo que realmente importa es lo que hacemos con los elementos puestos a nuestra disposición. Un acercamiento al trabajo objetual de Liliana Porter, Luis Roldán y Mateo López, indudablemente confirma su gran creatividad a la hora de contar historias emotivas a partir del uso intuitivo de objetos encontrados y construidos, atravesados por recuerdos y temporalidades. Esa relación íntima que ellos establecen con sus objetos es sintetizada en el acto de “esculcar los bolsillos”, pues gracias a esa acción de escudriñar, logran otorgarles nuevos relatos.

Liliana Porter (Buenos Aires, 1941) ha construido una práctica multidisciplinaria que abarca vídeo, instalación, pintura, fotografía, grabado, arte público e incluso teatro. Entre sus exposiciones recientes destacan: 57 Bienal de Venecia, Venecia, Italia, 2017; Liliana Porter, Museo Nacional de Artes Visuales, Montevideo, Uruguay, 2015; Entreactos: Situaciones Breves, Teatro Sarmiento, Universidad Torcuato di Tella, Buenos Aires, Argentina, 2014; Untitled (shadows), 1969-2014, Museum of Fine Arts, Boston, EEUU, 2014; American Photography: Recent Acquisitions from the Museum of Modern Art, Paris Photo, Grand Palais, París, Francia, 2014; y El hombre con el hacha y otras situaciones breves, Museo de Arte Latinoamericano (MALBA), Buenos Aires, Argentina, 2013.

Luis Roldán (Cali, 1955) estudió Arquitectura en la Universidad Javeriana de Bogotá y Grabado e Historia del Arte en París. Entre sus exposiciones recientes se destacan: Periplo. Una retrospectiva 1986-2016, Museo de Arte del Banco de la República, Bogotá, 2016; Rompecabezas, Museo La Tertulia, Cali, Colombia, 2015; Salón Regional Zona Centro, Universidad Nacional, Bogotá, Colombia, 2015; “Why Abstract Art?” (¿Por qué el arte abstracto?), Casas Riegner, Bogotá, Colombia, 2015; Colombia Recounted. A Project of Contemporary Colombian Art, Christie’s, New York, USA, 2015; Expiación, Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Bogotá, Colombia, 2014; y Presión y flujo, Casas Riegner, Bogotá, Colombia, 2014.

Mateo López (Bogotá, 1978) completó sus estudios en arte en la Universidad de Los Andes en Bogotá. Una selección de sus exposiciones más recientes incluye: Undo List, The Drawing Center, Nueva York, EEUU, 2017; Ciudad Fantasma, Casas Riegner, Bogotá, Colombia, 2016; De lo espiritual en el arte. Obertura, Museo de Arte Moderno de Medellín, Medellín, Colombia, 2016; Traces of Existence, Ullens Center for Contemporary Art, Pekín, China, 2015; United States of Latin America, Museum of Contemporary Art, Detroit, EEUU, 2015; Constelaciones, Museo de Arte Moderno de Medellín, Medellín, Colombia, 2014; y A Trip from Here to There, MoMA Museum of Modern Art, Nueva York, EEUU, 2013. En 2012 López fue seleccionado como Protégé de William Kentridge en el programa de Mentores de Rolex en la categoría de Artes Visuales.

[1] Para efectos de este escrito, únicamente hago referencia a Marcel Duchamp y a André Breton, sin embargo, es poner sobre la mesa los aportes de Picasso y Braque, entre otros, quienes con la invención de las técnicas del collage y el papier collé (1912,) revolucionarían el cubismo, abriendo nuevos caminos para el desarrollo del arte del siglo XX. Ver Neil Cox Cubism (Londres: Phaidon Press, 2000).

TIMELINE – Español (PDF)

-